El intendente Ariel Sujarchuk lanzó oficialmente el programa integral de fortalecimiento alimentario Escobar Hambre Cero, una iniciativa que se propone garantizar la seguridad alimentaria y erradicar la desnutrición en aquellas poblaciones del distrito en situación de vulnerabilidad social.

“Creo que en este momento no somos plenamente consientes de lo importante que podemos lograr todos juntos. Imagínense si el año que viene nos juntáramos en este mismo lugar para celebrar que terminamos con la desnutrición en el partido de Escobar. Ese objetivo, de noble igualdad, sin colores políticos, sólo se propone defender la dignidad de nuestra gente. Estamos tomando un nuevo compromiso de cara a los vecinos, quizás el más trascendente de todos los que hemos asumido, por eso le quiero agradecer a cada uno de los que aceptaron ser parte del directorio de Escobar Hambre Cero porque lo hicieron de manera generosa y sin mezquindades. Entendiendo que de verdad, si tiramos todos para el mismo lado, somos capaces de transformar la vida de los escobarenses”, enfatizó Sujarchuk.

El intendente estuvo acompañado por el directorio de Escobar Hambre Cero, integrado por funcionarios del Ejecutivo municipal y por representantes de la educación, la salud, la industria, el comercio, instituciones religiosas y asociaciones civiles del distrito. Del acto también participaron el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos, y ediles de los distintos bloques políticos.

Escobar Hambre Cero es un programa donde la Municipalidad, en cooperación con las organizaciones de la sociedad civil, busca garantizar de manera integral la seguridad alimentaria y las condiciones de salud, higiene y desarrollo de la población en situación de vulnerabilidad social, a la vez que desplegar políticas articuladas de contención social que posibiliten la inclusión efectiva de las personas y la consecuente superación de las condiciones de pobreza.

La iniciativa se articulará con los programas nacionales y provinciales de soporte alimentario, así como promoverá la creación de un banco de alimentos y fomentará el voluntariado social entre las entidades de bien público y los particulares para comprometer a toda la comunidad del distrito en la lucha contra la desnutrición y la pobreza.

De esta manera, en los próximos dos años, la gestión Sujarchuk se propone erradicar el hambre y asegurar el acceso de todas las personas en situación de vulnerabilidad social a una alimentación sana y nutritiva. Al mismo tiempo, busca poner fin a todas las formas de malnutrición de los niños y niñas menores de cinco años y abordar las necesidades nutricionales de adolescentes, mujeres embarazadas, lactantes y adultos mayores.

“Seamos todos protagonistas, seamos todos intendentes de Escobar. Cada uno desde su lugar aportando lo mejor que tiene para promover el desarrollo, para fomentar la justicia y la inclusión social. Colaboremos todos porque el éxito de este programa no será de nadie en particular. Que nadie se anime a adjudicarse algún mérito político con este tema tan importante. Nosotros no criticamos el pasado sino que nos hacemos cargo del presente para pensar el futuro. Y en ese futuro, imaginamos un Escobar sin hambre y con su gente viviendo como se merece”, concluyó Sujarchuk.