En un comunicado de prensa, el Municipio de Vicente López reconoció la existencia de contaminación en el agua de la Escuela Provincial N° 1. “Personal municipal de Bromatología detectó una anomalía en los niveles de cloro y de los mesófilos”, explicaron, pero aclararon que “no hubo peligro alguno para ninguno de los concurrentes al establecimiento”. Además, la Comuna informó que ya se efectuó la limpieza del tanque, y mencionó que “se continuará con el envío de bidones de agua potable hasta que lleguen los nuevos resultados de la segunda muestra ya realizada”.

El texto enviado a los medios indica que “dentro de los coordinados análisis que efectúa la provincia de Buenos Aires con el Municipio Vicente López, se realizó la toma de la muestra de agua de todos los establecimientos educativos del partido”. “En el caso de la Escuela Provincial N° 1, ubicada en Corrientes 1441, en Olivos, personal municipal de Bromatología detectó una anomalía en los niveles de cloro y de los mesófilos”, se afirma.

“Una vez detectada esta situación y plasmadas las observaciones del informe bromatológico, se procedió al pedido de limpieza de los tanques del establecimiento”, continúa la nota. Y detalla “que al recibir el resultado del análisis, la primer medida que se tomó fue la de informar al establecimiento y de enviar inmediatamente bidones con agua para que los alumnos y el personal de la escuela puedan consumir”.

“No obstante, y una vez realizada la limpieza del tanque de la escuela, se continuará con el envío de bidones de agua potable hasta que lleguen los nuevos resultados de la segunda muestra ya realizada”, aclara el comunicado, y explica que “las muestras de agua se realizan todos los años  y ante la más mínima alerta en relación a los resultados se sigue este procedimiento para resguardo de todos los que concurren al establecimiento educativo”.

“En el caso de la Escuela Provincial N° 1 no hubo peligro alguno para ninguno de los concurrentes al establecimiento”, concluye el texto.