La Subsecretaría de Regulación de Transporte municipal informó que ayer se llevaron a cabo diversos controles tendientes a mejorar la seguridad vial, ordenar el transito y preservar la infraestructura existente en el distrito.

Según informaron las autoridades del área, se realizó un procedimiento de control vehicular en la calle Rivadavia entre Brasil y Ruta 8, donde se labraron cuatro actas por estacionamiento en línea amarilla y  otra por circulación en contramano.

Por un lado, para mejorar la circulación por Rivadavia, el Municipio desafectó  los primeros 20 metros de esta arteria destinados al estacionamiento. Y por otro, se procedió a la infracción de los vehículos que estacionan sobre la línea amarilla para desalentar esta la violación de esta prohibición.

En tanto, también se hicieron controles de tránsito en otros puntos del centro de Pilar, los cuales motivaron la confección de seis actas de infracción.

Por otra parte, en otro operativo se efectuó sobre la ruta 34 una inspección cuyos resultados provocaron la retención de nueve licencias de conducir, ocho de ellas por carecer de Verificación Técnica Vehicular, y la restante por tener presuntamente esta documentación adulterada. Además se labró  un acta de infracción a un camión de mudanza por falta de habilitación y se realizó otra a un vehículo particular por falta de licencia de conducir.

Además sobre Caamaño y Colectora se secuestró un arenero por exceso de peso, el cual portaba  60,95 toneladas, superando ampliamente a las 42 toneladas de peso máximo permitido.