Una mujer de 34 años murió luego de recibir un tiro en la cabeza cuando caminaba junto a su hijo, que resultó ileso, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, y los investigadores creen que se trató de una bala perdida, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer por la tarde en la esquina de Facundo Quiroga y Carrillo, en la localidad de Villa Albertina, en dicho partido de la zona sur del conurbano, en momentos en que la víctima, identificada por la policía como Alejandra Beatriz Almirón, iba desde su casa a la misa que se celebraba en la iglesia del barrio.

Fuentes policiales informaron a Télam que la mujer caminaba con su hijo de la mano cuando, de acuerdo a los testigos presenciales, cayó desvanecida al piso, por lo que en un primer momento, su hermana, que vio la caída, creyó que se había descompuesto.

Sin embargo, al auxiliar a Almirón, los presentes se dieron cuenta de que presentaba una herida en la cabeza, por lo que llamaron al 911, dijeron los informantes,

Según las fuentes, personal de la comisaría 7ª se trasladó hasta el lugar y, al advertir que la víctima había sufrido una herida de bala, la trasladaron en el móvil hasta el Hospital Allende de la vecina localidad de Ingeniero Budge, donde murió poco después de su ingreso.

De acuerdo a los médicos, el balazo ingresó por la región supraorbitaria y salió por la occipital izquierda, precisaron los voceros.

En tanto, personal de la Policía Científica secuestró en el lugar del hecho un plomo que estaba bastante deformado, por lo que a simple viste no se pudo determinar su calibre.

“Ninguno de los testigos vio una pelea entre bandas en las cercanías y ni siquiera se escuchó el tiro, por lo que se cree que fue una bala perdida”, explicó a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.

La causa, caratulada como “Homicidio” y por la que no hay sospechosos identificados ni detenidos, quedó a cargo del fiscal José Luis Juárez, de la Unidad Funcional de Instrucción  1 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.

Online911