La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, recorrió ayer las obras de saneamiento y desobstrucción del arroyo entubado Galíndez, en el tramo que comprende las localidades bonaerenses de Lanús Oeste, Banfield y Temperley.

Acompañada por el subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa, y los intendentes de Lanús, Néstor Grindetti; y de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, Vidal supervisó las tareas destinadas a remover la acumulación de desechos sólidos que obstruían el flujo de agua y provocaba crecidas y desbordes al producirse fuertes precipitaciones.